El Martes 6 de Septiembre del 2011 fue eyectada desde el Sol un gran flujo electromagnético dirigido hacia la Tierra desde la región solar sunspot 1283. Durante todo el mes de septiembre y la entrada de octubre, el Sol estuvo muy activo, lanzando flujos de energía hacia el campo energético el planeta azul que habitamos.

Cuando el sol eclosiona de esta forma, como evocación del un Trueno-relámpago cósmico, y le da alas al viento solar que consigue volar hasta la biosfera intensamente, nuestro planeta azul también participa de la danza electromagnética solar, y suceden muchas cosas: el campo geomagnético también se sacude, nuestros sentidos se modifican, la atención se desenfoca…

El flujo solar también afecta las redes electromagnéticas artificiales que hemos creado, a los satélites, y esto nos hace ver la fragilidad tecnológica en la que hemos delegado gran parte de nuestra vida…

Tormentas solares y desestabilización terrestre

Pero de entre las cosas que suceden cuando hay tormentas solares y el campo electromagnético de la Tierra se desestabiliza, sucede algo maravilloso a tener en cuenta:

  • El poder de la intención se magnifica, intensifica su capacidad para afectar con muchísima eficacia al mundo físico y cotidiano.

Pensémoslo bien:

  • En estos días hay una hiperconexión con el corazón del sistema solar, al que podemos enlazar nuestra  intención para crear tus sueños, anhelos y proyectos, una conexión capaz de dar vida a esa vida que postergamos para tiempos mejores… ahora es el tiempo mejor!!!… tu corazón puede latir al unísono con el rojo corazón solar para explorar la vida, enriquecerla, multiplicarla, expandirla, también con tu modesta contribución cósmica!!!

Hay que ver cómo evoluciona esta hyperconexión solar en las próximas semanas y meses, y su mágico influjo permanecerá con nosotros acrecentando tensiones electromagnéticas en nuestra tecnología, sismos y otras alteraciones, pero también, intensificando el poder creativo de la INTENCION…  TRANSFORMAR, CREAR, SORPENDER A LA VIDA.

Te digo todo esto porque te reconozco en parte soñador@ de mundos remotos y futuros, porque ahora no nos acordamos de todo, pero compartimos fogata no hace ahora tantos eones en la constelación de Orión, reímos, lloramos junt@s, recordamos amig@s extraviados en el fondo cósmico y en los trabajos cotidianos, no estorbamos también, nos peleamos y no queremos acordarnos… pero todavía es más fuerte el recuerdo de que juntos hicimos realidades maravillosas e inabarcables para el pensamiento, para las cifras, las películas de espilberts y cia…

Ojalá tus sueños latan en esta hiperconexión solar, y en otras que sin duda están por llegar, incluso de confines más remotos y lejanos… sorpréndenos, sorpréndete y así la vida sigue su sendero interminable.

José Manuel Chica