El dinamismo de la industria de la móvil y ordenadores, hacen que vivamos en un mundo electromagnético sin precedentes, invisible como el oxígeno, pero no por ello menos presente.
Hoy todos llevamos un teléfono encima y participamos de la generación de electromagnetismo…

El Koan taoísta sobre el móvil

Montañas Wundang
El médico taoísta Kao, en las montañas de Wudang en 2004, que interrumpió su presentación en una charla por el sonido de una llamada de móvil. Yo reaccioné molesto, pensé que el aviso sería de alguno de los participantes que yo coordinaba… pero no… el taoísta sacó un Nokia de última generación, con lucecitas parpadeantes, y contestó la llamada interrumpiendo la clase de taoísmo… El maestro que se dio cuenta de nuestro estado de shock, añadió: ¨El Feng Shui es el arte de crear equilibrio partiendo del desequilibrio¨ dijo alzando el teléfono con su mano mientras abandonaba la sala para ir a su cita.

En el mundo alternativo hemos tenido una posición muy crítica y contraria a la proliferación de campos electromagnéticos los estudios independientes sostienen que interfieren y alteran distintos aspectos de nuestra bilogía. Sin embargo, nosotr@s también usamos teléfonos móviles y ordenadores… y al preguntar en nuestros entornos sobre quién prescindiría de ellos, la mayoría dice que no. Es por esto que hay que concluir que el electromagnetismo ha venido para quedarse, y como el oxígeno, será parte del medio. Denunciar su impacto y pedir tecnología segura está bien, hay y que hacerlo y exigirlo… pero por nuestra propia aceptación, también sabemos que tendremos una vida electromagnetizada.

El reto del maestro Kao, crear armonía del desequilibrio, se quedó conmigo y por eso desarrolle varios neutralizadores electromagnéticos basados en principios de Feng Shui y la Acupuntura: oponerse y contrarrestar para crear un nuevo equilibrio… Muchos de los intentos de abordar la contaminación electromagnética están basados hoy día en esta premisa, y se apantallan las casas con pinturas y materiales, o se hacen fundas y películas para los equipos tecnológicos… con tal neutralizarlos.

Electromagnetismo taoísta

Electromagnetismo
En el 2010 mi perspectiva sobre el electromagnetismo dio un vuelco: llevaba tiempo siguiendo informaciones sobre las tormentas solares, de cómo el Sol en forma de viento electromagnético traspasa la coraza defensiva del planeta y modifica el clima, sobrecalienta la biosfera y colabora en el deshielo de los polos – un escenario que no es solo consecuencia de nuestra aportación al sobrecalentamiento-. Si volvemos a las montañas de Wudang, el taoísta tiene una premisa y es que sigue a la naturaleza porque la considera una inteligencia colectiva con la que se quiere percibir la vida. Si la Naturaleza incrementa campos energéticos en la biosfera, es porque tiene una función colectiva, armonizadora…

Los taoístas tienen un lenguaje propio para una visión fundamentalmente energética del mundo: un código binario que genera símbolos de 3 o 6 niveles, conocido como el I Ching. Este sistema, tiene integrado en el la fuerza electromagnética en el símbolo llamado Trueno (y relámpago) y 8 símbolos de 6 niveles. Estos símbolos, están asociados con ¨los antepasados¨ -en el lenguaje antiguo- o con el árbol genealógico, la visión sistémica y el ADN.

El aumento de campos electromagnéticos es tanto un problema –porque significa una presión extraordinaria sobre el mundo y la vida tal como la conocemos- y también es una oportunidad para evolucionar, para rescatar la memoria de nuestra especie e intentar sumarnos bajo otra perspectiva que no sea luchar contra la Naturaleza y su quehacer dando coherencia a la vida en un planeta ahora amenazado por muchas de nuestras acciones.

Temer el electromagnetismo es no entender

No queremos minimizar la peligrosidad de la proliferación de tecnología generadora de grandes campos electromagnéticos, pero también hay que tomar conciencia de que la naturaleza los propone. Quizá el peligro no solo sea su existencia sino la incapacidad de hacer algo productivo con esta descomunal energía proveniente tanto del propio Sol como de la tecnología que usamos día a día.

En la visión de los antiguos Taoístas, la vida en ciclos largos que involucran miles y miles de años, despierta a sus dragones interconectando todo. Los dragones que no somos capaces de ver, son los grandes flujos electromagnéticos que fluyen por la galaxia y el sistema solar y que involucran a nuestro planeta azul, con el propósito de recordar y acrecentar la conciencia colectiva… temer esta situación, es como temer el oxígeno… y está por todas partes… quizá solo nos falte, entender cómo usar creativamente los campos electromagnéticos como seres de energía que también somos para acrecentar nuestra conciencia colectiva…

PD: Fruto de esta nueva perspectiva en la que nos sumió el maestro Kao, hemos desarrollado una nueva línea de armonizadores para campos electromagnéticos no basados en la oposición sino la activación de los meridianos Trueno que guardan la memoria.

> Ver armonizador

Hyperlinked CEM

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?