La escritura china es una de las más antiguas del planeta, y ya en el año 1200 antes de nuestra era, se escribieron en el caparazón de una tortuga caracteres chinos sobre una adivinación. Por su parte, la caligrafía china como expresión artística, tiene una historia muy larga y se considera que ya existía de una forma desarrollada alrededor del año 200 de nuestra era.

 

Caligrafía

 

Posteriormente, la caligrafía fue creando una estética y formas artísticas que han evolucionado hasta nuestros días sin interrupción como se puede apreciar en las diferentes escuelas que han aparecido a lo largo de la historia. Hoy día, a través de una caligrafía, se puede comprender la personalidad de su autor, ya que los trazos nos muestran su naturaleza, su mente y el moviendo de su energía interior, tal y como lo hace un practicante de taijijuan cuando ejecuta los movimientos. En este sentido, la caligrafía es un lenguaje parecido a la danza, como nos muestra el coreógrafo taiwanés Lin Hwai-min, en una danza inspirada en la caligrafía china en la que los movimientos de los bailarines crean un espectáculo de gran belleza que recuerda los movimientos de un pincel sobre el papel de arroz: https://www.youtube.com/watch?time_continue=38&v=FU_3tRpSMvo&feature=emb_logo y de esta manera, la práctica de la caligrafía se ha ido transformado en un proceso de cultivación interior, donde el calígrafo, a través de la obra que genera, encuentra y busca un equilibrio personal  donde expresará sus sentimientos a través del arte y la armonía, que le permiten autoconocerse (de manera más o menos consciente, generado por el alma del autor).

 

 

La caligrafía mueve la energía interior (qi) como si se practicara qigong, y este proceso, se alcanza a través de la concentración en la tarea que manifiesta el pincel (prolongación del brazo del artista) y, como suele ser normal en la cultura china, a través de una práctica repetitiva. Cualquier niño antes de ir a estudiar a la universidad habrá llenado montones de cuadernos o hojas de papel de arroz para manejar los caracteres chinos y adquirir la destreza necesaria. Es a partir de ese momento en que se ha conseguido un grado de maestría en su escritura que, dependiendo del nivel y voluntad de cada persona, que se inicia o avanza en la fase artística de este arte chino.

 

 

De manera resumida, lo que pone en marcha el este proceso creativo de la caligrafía, empujado por una energía interior, tiene su raíz en dos aspectos básicos: la concentración y la práctica regular y continua (repetitiva), combinados con el progresivo aprendizaje de como plasmar la belleza en una obra. Este aprendizaje contiene mucha filosofía china, básicamente, el binomio complementario -YIN YANG-, en el sentido de buscar una armonía, un equilibrio. La belleza de un carácter -lejos de ser un misterio- se puede disfrutar a través de saborearla lentamente como un vino, mirando y mirando, encontrando nuevos detalles sobre su forma, temperamento, correspondencia y posición de cada parte (líneas o puntos) de un carácter. La belleza también se expresa en su conjunto, en su composición general, donde la convivencia de lo real y lo sugerido -virtual-, y el equilibrio entre vacío y lleno, hacen que la apariencia de la obra integral sea fresca y confortable.

¿Por qué usamos la caligrafía en distintas propuestas de Trigraming?: porque nos ayuda a evocar la profundidad en la autoexploración en lo personal y los objetivos que se trabajan en el proceso de autoconocimiento, ya que el dibujo -y el simbolismo ancestral que evoca- ayuda a abrir el foco de la percepción, el darse cuenta y el contemplar el espacio y el tiempo desde una nueva perspectiva…

Presentamos la caligrafía de los nombres de algunos puntos de acupuntura, que intentamos de escribir con el estilo antiguo para tener más conexión con su origen. En las prácticas que realizamos, la caligrafía ayuda a activar ciertos puntos de acupuntura al dibujarlos con el pincel para que tengan el efecto en la persona de abrir la imaginación ante las metáforas que sugieren los ideogramas y caracteres, y de ampliar también el foco de la percepción y el darse cuenta. En Trigraming, aplicamos sobre todo la parte energética de la caligrafía, y no tanto el aprendizaje de su técnica.

Próxima actividad:

ARMONIZATE CON CALIGRAFÍAS ENERGÉTICAS
Sábado 21 de Marzo 2020 – de 10h a 13h en nuestro centro en Matadepera – Barcelona

Haz CLICK AQUÍ para más información